info@rutacaracol.com +0034 653 75 13 16
Valladolid
agosto 23, 2015
0

 20-23 de agosto

Tras dos horas de espera haciendo ride, llegamos a Valladolid. Allá fuimos a la dirección derechos, por que la ciudad esta organizada en forma de cuadricula, las verticales son pares, y las horizontales impares, y se indica la calle con los dos cruces laterales (Ej. la 39 con la 40/42). Nos abrió con una sonrisa Chris un chico que trabaja en el área de comunicación para un partido político mexicano, nos presentó a su pareja Viridiana, una chica lindísima que estudió con Chris y se conocieron en la preparatoria.

Fuimos a visitar el cenote Zací que se encuentra en el interior de la ciudad de Valladolid, no llegamos a meternos en el agua, para ir a visitar el centro, aunque sí estuvimos charlando con unos madrileños, y un lugareño, que nos proponía comprar un machete para ajustar cuentas con Rajoy y Zapatero.

El centro es precioso, las casas son muy coloridas de estilo colonial,legalmente no dejan que mini-supers como el OXXO no pongan su cartel en el exterior, está todo muy bien cuidado.

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid

A la vuelta nos dieron de cenar unas empanadas y salbutes.

El viernes 21 por la mañana estuvimos visitando el mercado, tienen una de variedad de frutas inmensa, tienen como tres o cuatro tipos de calabaza, y de chiles…muchísimos más.

Hay mandarinas verdes que saben como el zumo que conocemos allí, la toronja que es como una naranja pero rosa, y la Pitahaya que es una flor, y al partirla es como un kiwi blanco, que está riquísima. Con todas ellas hacen aguas, que son como zumos pero más licuados y con agua.

Más tarde pillamos el camión hacia Chichen Itzá, cuando llegábamos, empezó el gran diluvio universal,tormenta, rayos…nada pintaba bien, pero no había vuelta atrás, tras sustraer una bolsa de basura de los baños públicos, metimos todo lo que no se nos podía mojar dentro, camisetas incluidas ya que no teníamos otras de repuesto, entramos a darlo todo. Era imposible no mojarse por mucho chubasquero que se llevase, así que nosotras decidimos hacer lo contrario, mojarrnos y disfrutar. Impresionaba mucho la zona arqueológica, inmersa en pura selva parecía que hacía no mucho habían estado jugando a la pelota. La vuelta fue un poco más difícil porque con el fresco de la lluvia nos enfriamos un poco, pero todo se solucionó con la tortilla de patatas que hicimos para nuestros amigos.

El 22 por la mañana, tras desayunar plátano frito con crema de leche, y queso de hebras, nos dirigimos al Cenote Buenavista, un cenote privado de la familia de nuestros couchsurfers. Estuvimos solos los cuatro en la cueva, al principio, al ser un cenote subterráneo, pensamos que no íbamos a ver nada, pero cuando los ojos se acostumbraron y el sol entró con más fuerza por las ventanas superiores, pudimos disfrutar del chapoteo en esas aguas cristalinas.

 

Cenote Buenavista
Cenote de Buenavista en Valladolid

 

Guía practica Valladolid:

– Aunque estén ocultos los OXXO siguen presentes. Hay que buscarlos para conseguir los precios más baratos.

– En los mercados las verduras o frutas pueden venderse a peso o por pieza. Suele ser más barato encontrar a alguien con una balanza los venda por peso.

– Los colectivos urbanos de Valladolid cuestan solo 5 pesos.

 

CompartirShare on Facebook0

Deja un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *