info@rutacaracol.com +0034 653 75 13 16
El cabo norte de Colombia: La Guajira
enero 9, 2016
2

del 13 al 14 de diciembre

Recordamos la excursión al Cabo de la Vela, en la península de la Guajira, como una de las más difíciles que hemos hecho. No porque suponga mucho esfuerzo físico, sino por la interminable lista de transporte urbano caótico que tuvimos que coger.

Desde Santa Marta fuimos a la bomba de Mamatoc (1900 pesos). Es allí donde salen los transportes de segunda, es decir, el que usan todos los trabajadores y en el que te ahorras la mitad del pasaje ( 20.000 cop por persona). A unas 3 horas y media,  hay que pedirle al chófer que te deje en Cuatro Vías, es un cruce en pleno desierto donde es más fácil coger la vía a Uribia. Allí ya son conductores privados los que hacen viajes colectivos por unos 7.500 pesos regateo incluido.

El trayecto se demora media hora, la llegada a Uribia es un caos. Nos bajaron del coche entre gritos por la pick up más barata que te lleve al desierto. Nos gritaban y regateaban sobre la marcha unos contra otros. Cuando nos decidimos por uno, nos subió a su pick up y a la media hora empezamos a impacientarnos. Le preguntamos 2 veces por su hora de salida, pero nos contestaba con evasivas.  Al final, cuando Maialen sacó un pié de la camioneta un poco harta, el conductor vino gritando que bajásemos de allí, que hasta las 18:00 no iba a salir y literalmente “nos buscásemos a otro”. (Todo un sin-sentido para todo el esfuerzo que hizo para ganarse que nos subiésemos a su camioneta)

Con el cabreo encima, conseguimos montarnos a otra que salia en media hora (colombiana por supuesto, 1 hora por lo menos). El trayecto empezó y los conductores paraban cada 10 minutos a cargar cosas para llevar al Cabo de la Vela. En una de esas paradas conocimos a Igor un italiano que había llegado allá huyendo del turismo de Palomino, en Tayrona.

 

Entrada Cabo de la Vela
Entrada Cabo de la Vela

Llegamos al Cabo de la Vela y empezamos a recorrer el pueblito en busca de dónde dormir. Una vez más, nos veían con cara de dolar y nos pedían cantidades ridículas de dinero por una hamaca. Junto con nuestro nuevo amigo italiano conseguimos hacer un trato en uno de los hospedajes; en una habitación con dos camas individuales conseguimos el precio de 3 hamacas a 6000 pesos cada uno :)

Caminamos cruzando el pueblo hasta el final de la playa. El mayor atractivo turístico es el kitesurf, el agua se llena de surfistas para aprovechar los fuertes vientos de la península. También se puede ir a visitar el faro, o caminar a una pequeña cima para encontrarse con la inmensidad del desierto.

Kite Surf
Kite Surf en el Cabo de la Vela

El mayor problema para una larga estancia en la Guajira es el agua. El agua dulce es muy escasa y si quieres ducharte, la única solución es pagar un cubo por 3000 pesos (no potable). Por suerte, la comida es bastante asequible, y puedes darte un buen banquete por 12000 pesos como hicimos nosotros.

Al atardecer quisimos tomarnos un cerveza en una cabañita, y nuestra sorpresa fue inmensa al encontrarnos con un bar lleno de cerveza Venezolana. Como ya vimos en nuestro camino a la costa, en toda el área fronteriza con Venezuela hay pueblos enteros que viven de contrabando; hemos cruzado pueblos a la orilla de la carretera absolutamente llenos de gasolina embotellada. Estas prácticas son las que más daño hacen al estado vecino.

La Guajira es un sitio que pertenece a los indígenas Wayuu. Por desgracia, la realidad es que el turismo a hecho mucha mella en estas aldeas y la identidad de este pueblo se esta perdiendo entre hostales, tiendas se souvenirs y actividades dirigidas únicamente a turistas.

El cabo de la Vela

Como viajeros, hemos de ser muy conscientes de la repercusión que causa nuestro consumo haya por donde pasamos y valorar que tipo de comercio queremos apoyar para dejar de hacer daño a causa de nuestro viaje.

Cuando cae la noche, la ciudad es absoluta calma. Puedes buscar una hamaca a menos de 1 metro de la orilla y dormir con el rumor de las olas. Nosotros no necesitamos nada más que compartir con ellos su pedacito de paraíso.

Atardecer La Guajira

 

 

CompartirShare on Facebook0

Deja un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

2 comments

  1. Hallo und vielen Dank für dieses Blog ist eine wahre Inspiration ..

  2. Buen artículo! Gracias..